Elementos que componen un vídeo corporativo (1)


Una pequeña guía muy muy básica desde el punto de vista de una productora audiovisual especializada en el vídeo corporativo para empresas que quieran un vídeo para su página web y no tengan claro qué necesitan.


Uno de los elementos que más ayuda a posicionar una página web es el vídeo. Nadie puede negar que estamos en la era del audiovisual, y de hecho resulta más que evidente al asomarse a cualquier buscador; si se entra por ejemplo en Google y se hace una búsqueda al azar se puede comprobar que ya en la primera página se nos destacan vídeos relacionados con las palabras clave de nuestra búsqueda, y no sólo eso, sino que además es muy probable que las páginas más destacadas presenten uno o más vídeos entre su contenido.

Por lo tanto, los videos nos ayudan a posicionarnos, van bien para el SEO (Search Engine Optimization), o lo que es lo mismo, escalar posiciones en los buscadores de Internet, facilitando la posibilidad de que nuestros clientes potenciales puedan encontrarnos antes que a la competencia.


Pero los vídeos también pueden aportarnos mucho más que SEO, obviamente. Un vídeo corporativo es una forma directa de mostrar nuestros productos y explicar nuestra empresa en muy poco tiempo. Sin embargo, no todos los vídeos resultan útiles. Un vídeo mal hecho puede resultar contraproducente, puede dar la idea equivocada de que en nuestra empresa las cosas se hacen mal; y un vídeo excesivamente largo y lento va a provocar que el cliente potencial que lo está viendo se canse y salga de nuestra página.


A la hora de decidir qué vídeo necesitamos hay que tener muy claro qué factores intervienen en el coste. Si se quiere (y se puede) invertir en la idea, o se precisa una campaña de medios integral, que incluya también televisión, medios gráficos, vallas o, por ejemplo, autobuses, la mejor solución es contactar con una agencia de publicidad. Eso sí, el proceso resultará seguramente más caro, pues la agencia deberá contratar a su vez a una productora para el rodaje del vídeo, encareciéndolo todo. Vamos a centrarnos en el caso que nos ocupa; necesitamos un vídeo sencillo para nuestra página web, o para presentar un producto en una feria, por ejemplo, y no nos podemos gastar mucho dinero. Por lo tanto, los pocos recursos que queremos utilizar los invertiremos en el rodaje del vídeo.


Dividiremos nuestro vídeo en tres fases y veremos qué se hace en cada una de ellas y cómo influye tanto en el presupuesto como en el resultado: preparación, rodaje y edición. Lo veremos en futuros posts.


YouTube

Vídeo sobre la importancia del vídeo para el SEO (en inglés).

Share

Leave a Comment